¿Cómo cambiar el pomo de una puerta?

Para cambiar un cerrojo, nada mejor que acudir con un equipo de expertos, como el que puedes conseguir en cerrajeros sevilla, para hacerlo de la manera y conseguir resultados óptimos en la instalación sin dañar tus puertas. No obstante, nunca está de más que conozcas la manera en la que se hacen las cosas para que puedas hacerlas por ti mismo.

La clave para reemplazar un picaporte viejo yace sencillamente en comprar uno nuevo que se ajuste a los agujeros existentes en la puerta. Hay una gran variedad de pomos en el mercado y sus características varían en función de su funcionabilidad y su estética, todo depende de lo que estés buscando. Con esto en mente, vale la pena quitar el pomo de la puerta vieja y llevarlo contigo cuando vayas a comprar uno nuevo (o tengas en cuenta todas las dimensiones críticas al comprar en línea). Si, por alguna razón, no puedes hacer esto, reúne esta información:

  • El tipo de bloqueo cilíndrico, tubular o borde
  • El diámetro de los agujeros del cilindro y del pestillo o el tamaño del borde
  • La distancia desde el borde de la puerta hasta el centro del pomo de la puerta
  • El espesor de la puerta
  • La dirección de la puerta, si se abre hacia adentro o hacia afuera

Para volver a colocar el pomo de una puerta, primero quita la perilla vieja soltando el botón de la espiga con un destornillador pequeño. Luego, retira la placa de montaje: para hacerlo, normalmente debes desenroscar uno o dos tornillos que lo sujetan al cilindro.

A continuación, desatornilla y quita el conjunto del pestillo del borde de la puerta. Una vez que retires el mecanismo de cierre, podrás quitar la perilla restante y bloquear el cilindro.

Para instalar el nuevo conjunto de bloqueo, simplemente invierte el proceso que acabas de realizar.