Compra una mesa de ping pong

Hacer ejercicios es un hábito que debe adoptarse de forma constante y permanente, no solo por los numerosos beneficios que estos aportan a nuestra salud física, sino también por aquellos beneficios que trae para nuestra salud mental.

Sin embargo es posible que esta actividad se vea truncada por escasez de tiempo, entonces la mejor manera de hacer ejercicio en poco tiempo es a través de alguna actividad especifica que implique cierto grado de esfuerzo físico.

Una excelente alternativa es practicar ping pong, debido a la modalidad de este deporte este logra mejorar la resistencia cardiovascular así como tonificar de forma efectiva los músculos de brazos y piernas.

Se ha comprobado que en una hora de juego activo del ping pong se pueden quemar hasta 270 calorías, lo que es un aspecto significativo si se espera conservar la condición física, es allí donde es necesario comprar una mesa de ping pong.

En este deporte el movimiento que se requiere para cubrir ambos extremos de la mesa de ping pong permite mantener activo el cuerpo de forma general, lo que también permite el fortalecimiento de las articulaciones y de la agilidad.

Ya que se requiere de una capacidad de reacción rápida esto permite de forma cognitiva agilizar la velocidad de respuesta del cerebro ante situaciones inesperadas, así como mejorar la capacidad de predicción de movimientos del contrincante.

Es ideal para practicarlo en condiciones donde se presenta falla en la coordinación motora y en caso de dificultad en la motricidad de las manos, ya que demanda estar en constante movimiento y realizar hasta dos movimientos de manera simultanea.

Mientras que por la forma en la que se práctica se requiere del fortalecimiento de la intensidad de agarre en las manos, pero jugar ping pong no aporta solo beneficios para la salud, ya que representa una de las formas de recreación mas comunes.

Es una actividad que pueden realizar grandes y pequeños con las adecuaciones que demanda cada caso, además no posee requerimientos de ambiente o clima ya que su única dependencia es la mesa, por lo que se puede jugar en cualquier lugar.

El clima o la estación tampoco influyen en la práctica de esta actividad así como tampoco lo hace el entorno donde se ubique la mesa, reúne a los amigos o compañeros y ten en cuentan que se requiere de la mesa, al menos una pelota de ping pong y un par de raquetas.