Los suplementos de magnesio pueden reducir el riesgo de diabetes

Según sugieren recientes hallazgos científicos, los suplementos de magnesio pueden mejorar la depresión, la sensibilidad a la insulina y ayudar a reducir el riesgo de diabetes en personas con sobrepeso.

Los suplementos diarios de este mineral durante seis meses mejoraron dos de las tres medidas de sensibilidad a la insulina, en comparación con el placebo, mientras que los niveles de azúcar en sangre, medidos como los niveles de glucosa en la sangre, mejoraron en un 7%, según los resultados publicados en Diabetes, Obesity and Metabolism.

Los investigadores, liderados por el Prof. Christoph Frank Mooren, del Instituto de Ciencias del Deporte en la Universidad Justus-Liebig de Giessen, han señalado que los resultados de este estudio proporcionan una evidencia significativa de que los suplementos de magnesio mejoran la resistencia a la insulina en sujetos obesos y resistentes a ella. Esta resistencia a la insulina ocurre cuando se libera un nivel insuficiente de insulina que produce una respuesta normal a la glucosa de las células grasas, musculares y hepáticas.

La eficacia de los suplementos de magnesio, incluso en pacientes con concentraciones normales de magnesio en suero, aborda la cuestión de su administración profiláctica a las personas en situación de riesgo para el síndrome metabólico y destaca la necesidad de una ingesta de magnesio suficiente por los alimentos, según han informado los invesigadores.

La diabetes y el magnesio en la dieta

La diabetes afecta a unos 24 millones de estadounidenses, lo que equivale al 8% de la población. Los costes totales se estiman en 174 mil millones de dólares, con 116 mil millones de dólares en costes directos de los medicamentos, de acuerdo con las cifras de 2005-2007 de la Asociación de Diabetes Americana. Las fuentes dietéticas de magnesio incluyen los vegetales de hojas verdes, las carnes, los almidones, los cereales, los frutos secos y la leche. Las encuestas dietéticas muestran que una gran parte de los adultos no cumple con la dosis diaria recomendada de magnesio (320 mg por día para las mujeres y 420 mg por día para los hombres).

Detalles del estudio

Los investigadores alemanes reclutaron a 52 voluntarios para recibir aleatoriamente suplementos de magnesio en forma de magnesio aspartato-clorhidrato en una dosis de 365 mg por día o placebo durante seis meses.

Los resultados mostraron que dos de las medidas de sensibilidad a la insulina mejoraron significativamente tras la administración de suplementos de magnesio, mientras que también hubo una tendencia a una mejoría en la presión arterial en el grupo de suplementación con este mineral, pero esas mejoras no fueron estadísticamente significativas, según han concluido los investigadores.

“Hay varios mecanismos que pueden ser responsables del efecto beneficioso del magnesio sobre la resistencia a la insulina”, escribieron los investigadores. “Estos incluyen los efectos directos del magnesio en el receptor de la insulina y sus procesos de señalización a la baja, la mejora de las actividades enzimáticas implicadas en la utilización de glucosa, la prevención de la sobrecarga de calcio intracelular que se supone afecta negativamente la sensibilidad a la insulina y, por último, los efectos anti-inflamatorios conocidos por mejorar la resistencia a la insulina”, agregaron.

Los resultados parecen hacerse eco de las conclusiones de un meta-análisis de estudios observacionales publicados en 2007 en el Journal of Internal Medicine (doi: 10.1111/j.1365-2796.2007.01840.x). Los investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo informaron que por cada aumento de 100 miligramos en el consumo de magnesio, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 se redujo un 15%.

 

Bibliografía

Oral magnesium supplementation reduces insulin resistance in non-diabetic subjects – a double-blind, placebo-controlled, randomized trial. “Los suplementos de magnesio oral reducen la resistencia a la insulina en sujetos no diabéticos – un estudio doble ciego, controlado con placebo, aleatorizado”. Mooren FC, Krüger K, Volker K, Golf SW, Wadepuhl M, Kraus A. Diabetes Obes Metab. 2011;13(3):281-4 – doi: 10.1111/j.1463-1326.2010.01332.x