Cómo nos puede ayudar la terapia de relajación

relajacion

La terapia de relajación es una técnica cercana a la hipnosis que tiene como objetivo llegar a un completo estado de relajación para calmar tu estado mental.

La terapia de relajación va más allá de la simple relajación, se trata de una herramienta de conocimiento personal, un método asegurado para reducir de forma global los niveles de estrés.

Las sesiones de terapia de relajación son recomendadas realizarlas con una persona experta en estas técnicas pero algunos ejercicios puedes hacerlos por tu cuenta en tu hogar.

Una primera fase consiste en relajar la tensión acumulada a través de ejercicios físicos suaves y técnicas de respiración.

Una segunda fase de relajación consiste en estar sentado o tumbado.

Se deja para el final una última fase de escucha para que la persona pueda hacer preguntas y dar su opinión.

Cada persona tiene una sensibilidad diferente a la terapia de relajación. Estas sesiones sólo serán eficaces si la persona es capaz de relajarse y dejarse ir, un ambiente relajado ayudará a esto, utilizar un difusor de aceites esenciales puede ayudar a relajarse física y mentalmente.

Una vez hemos asistido a unas cuantas sesiones de terapia de relajación es interesante ir integrando en nuestra vida cotidiana las distintas herramientas y técnicas de relajación que hemos aprendidos. Debemos ser capaces de realizar ejercicios de respiración o visualización.

Y que mejor manera de ponerlos en práctica que antes de una reunión de trabajo, un examen o cuando estamos dominados por el estrés de una dura jornada de trabajo.